FISGONES DE PANTALLA

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Olvídate de Google, de las cookies y de los hackers. Quien con más ahínco espía tu teléfono está justo detrás de ti. El fisgoneo de pantalla o espionaje sobre el hombro es un término antiguo. Solía hacer referencia a una práctica de competencia empresarial que consistía en mirar las pantallas de ordenador ajenas en busca de información.

Es el motivo por el cual las contraseñas se muestran con asteriscos, una práctica que ha generado millones en pérdidas y ganancias. Pero en los últimos años este término ha ganado una nueva acepción, quizá más inofensiva, pero mucho más extendida: espiar el teléfono de quien tenemos al lado.

Según un estudio de la Universidad Ludwig Maximilian de Múnich, el 97% de la población ha estado involucrado en un incidente de fisgoneo de pantalla ajena. Prácticamente todo el mundo, en todos lados. Los motivos que explican esta vigilancia constante son sencillos: no se necesita de ninguna herramienta especial, de ningún conocimiento previo, ni siquiera de un motivo concreto para hacerlo; simplemente pasa.

Artículo completo en YOROKUBU

© 2010 D'Clic Estudio. All Rights Reserved.