Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Varias fechas van a marcar el desarrollo de 2019 en el plano internacional. En los próximos 11 meses y medio, seremos testigos de varias elecciones importantes en países de todo el mundo, varios altos cargos pondrán fin a su mandato y se podrían aprobar leyes de calado.

De hecho, algunos de los temas que han marcado la agenda de 2018 o incluso de los años precedentes, como el Brexit, las tensiones diplomáticas con Corea del Norte, la construcción de la Unión Europea o los Presupuestos Generales del Estado en España llegarán a su punto culminante a lo largo de 2019.

 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La idea de volver a los orígenes, a que las personas intercambien bienes y servicios con otras personas sin intermediarios, sonaba prometedora. La economía colaborativa tenía buena pinta. Gente con coche y tiempo libre que acercaba a otra gente a alguna parte, personas que alquilaban por horas una habitación desaprovechada en sus casas… La tecnología eliminando barreras y sacando a las grandes empresas de la ecuación. Olía a democratización. Sobre el papel, era perfecto.

Pero la práctica no siempre aguanta la teoría. Los que prometieron economía colaborativa, de persona a persona, ahora están al frente de unicornios, que es como les gusta llamar en Silicon Valley a las empresas jóvenes valoradas en más de mil millones de dólares; o incluso decacornios, el término de moda para hablar de aquellas que han superado los diez mil millones de valoración.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A medida que la tecnología transforma nuestra economía, una tendencia recibe cada vez más atención: la expectativa de una creciente automatización del trabajo que hacemos los seres humanos. Y no está en riesgo solo el trabajo manual de baja cualificación sino también los puestos del "conocimiento", como del análisis operativo y del marketing, que se sustituyen por sofisticados algoritmos de inteligencia artificial.

Pero asimismo están ocurriendo otros cambios que podrían permitir que la dimensión humana del trabajo sea más importante. Si bien es cierto que la tecnología está tomando el relevo de las tareas rutinarias de muchos trabajadores, también está redefiniendo muchas tendencias de la oferta y la demanda que impulsan nuestros mercados globales. Este segundo cambio impulsado por la tecnología puede evitar que la automatización elimine puestos de trabajo; pero los trabajos cambiarán.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No nos cansaremos de encontrar las oficinas más originaleslos diseños perfectos para trabajadores millennials o incluso novedades tan sorprendentes (y envidiables) como las oficinas de Amazon. Pero esta vez te traemos algo que no habíamos visto hasta ahora: una oficina con filtro de Instagram de la vida real que cambia cada minuto del día. 

Ambiance es una empresa encargada de la iluminación para proyectos comerciales y privados, y su lugar de trabajo no podía ser normal, por lo que han tirado la oficina por la ventana y han apostado por el diseño que Studio Y les ofrecía para su nueva sede en Melbourne. Este ambiente es el resultado tras la búsqueda de unas instalaciones que consiguieran un espacio estimulante visualmente y que inspirara durante toda la jornada laboral.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Las abejas recolectoras hablan bailando. Tiene que haber alguien descodificando el mensaje, eso sí. En la colmena, bailar como si nadie estuviera mirando es una pérdida de tiempo. Los círculos que trazan en el aire pueden expresar, por ejemplo, el vector de vuelo que lleva a una fuente de comida, agua o resina que se encuentran hasta a cien metros de distancia. Esta danza lo que han empleado tres investigadores de la Universidad de Berlín para estafar a los enjambres del mundo. Su arma secreta: RoboBee, la abeja robótica.

Acerda de

D'CLIC ESTUDIO

Necesitas mostrarte en internet y las redes sociales.
¡Te Ayudo a Crecer!
+34 619 61 24 32

Información

Donde Estamos

© 2010 D'Clic Estudio. All Rights Reserved.